Explosión en una fábrica de polímeros

El accidente se produjo debido a la mezcla accidental de dos productos incompatibles y por subestimar el peligro que podía producir el contacto de estas sustancias.

El componente químico de la mezcla seca de polvos de amonio persulfato e hipofosfito de sodio, estaba identificada erróneamente en la bibliografía, no se predijo correctamente por la empresa la incompatibilidad de los productos en su estado aun siendo bien conocidos y anotados en procedimientos. En la ficha técnica del persulfato de amonio se especifica el riesgo de descomposición y de proyección sin especificar las condiciones en las que se pueden producirse estos fenómenos.

Las medidas aplicadas por el fabricante no fueron suficientes para garantizar la seguridad en todas las circunstancias, los procedimientos se desarrollaron como parte de sus sistemas de gestión de la seguridad (En particular los procedimientos a seguir en caso de mezcla accidental de productos).

Las reacciones entre sólidos son raras. El riesgo fue identificado parcialmente, ya que se decidió intentar separar los productos, sin embargo, el personal, aunque formado en química, no siguió el protocolo de medidas de riesgo como resultado del contacto de estos dos sólidos incluso después de la primera explosión en el recipiente.

El buen conocimiento de las características físico-químicas y toxicológicas de cada uno de los materiales usados, fabricados o almacenados en un sitio no es suficiente para protegerse de cualquier daño.

Cualquiera que sea el estado físico de las sustancias que intervienen (solución, polvo ...), 2 material incompatible en contacto puede generar una reacción química peligrosa si los operarios no están concienciados a los accidentes y al estricto respecto de los procedimientos establecidos.

PDF: Explosión en una fábrica de polímeros